Cómo limpiar mi Tanzanita correctamente

 


La Tanzanita es una piedra preciosa extremadamente rara y solamente es posible su extracción en la ciudad de Tanzania, África. Fue descubierta para su comercialización a mediados del siglo pasado y su popularidad se ha extendido a todas partes del mundo.

Se trata de un mineral que debemos utilizar con cuidado, ya que posee una dureza media según la escala de Mohs y no es muy resistente al contacto con otros objetos. Por este motivo es que se debe prestar atención al roce con la gema.

Por qué debo limpiar mis cristales

La limpieza de cristales y piedras en el uso de la gemoterapia tiene como objetivo eliminar todas las malas energías que ha absorbido o almacenado en su interior. Físicamente se ven como sin vida, pegajosos y se sienten pesados.

Es necesario que puedan nutrirse de las fuerzas de la vida y para ello necesitan del fuego, agua, aire, tierra y del amor. Todos los cristales tienen dos polaridades: femenina y masculina. Sin embargo, algunas de ellas presentan energías claras de una y otra.

Cuándo debo limpiar mi Tanzanita

Si lo utilizas para la gemoterapia es necesario que lo limpies cada cierto periodo de tiempo para eliminar todas las energías que ha absorbido. Te darás cuenta porque tu cristal se verá como apagado, opaco y sin brillo.

No debes preocuparte si al principio te cuesta un poco saber cuándo requiere una limpieza y una recarga de energía tu piedra. Con el paso del tiempo será mucho más fácil saber cuándo es el momento indicado.

Como limpiar mi Tanzanita de forma correcta

Nada mejor para limpiar tu gema que utilizar agua y mejor aún si fluye constantemente como la que proviene de un río, arrollo o la lluvia. En el caso de que necesites limpiarla y no cuentes con ninguno de ellos puedes ir por agua de grifo.

En cualquiera de los métodos debes dejar que el agua fluya por unos minutos para que con su paso se lleven todas esas malas vibras y recupere su pureza natural.

Limpiar las impurezas de la superficie

En el uso cotidiano es muy probable que tu Tanzanita se llene de impurezas. Para poder limpiar la capa externa lo mejor es hacerlo con agua templada o fría, ya que si utilizas agua demasiado caliente es muy probable que se rompa.

Las temperaturas altas o los cambios bruscos de temperatura podrían llegar a hacer que se agriete o incluso se destruya por completo. Puedes ayudarte con jabón neutro y un cepillo de dientes de cerdas suaves.

Otra opción es sumergirla en un recipiente con agua jabonosa por unos minutos y retirar las impurezas de la superficie con un paño suave y sin pelusa. Seca bien cuando hayas terminado de limpiarlo, ya que es un mineral poroso y si lo dejas húmedo el agua podría agrietarla.

Por último puedes utilizar líquido para ventanas sin amoniaco. Para ello debes rociar la superficie y frotar suavemente con un paño que no desprenda pelusa. Puedes repetirlo hasta tres veces y hacerlo una vez al mes.

Cómo guardar mi Tanzanita

Para asegurar la longevidad de la piedra en óptimas condiciones se recomienda no guardarla con otras joyas para evitar que se raye. Lo mejor es hacerlo en una bolsa de tela o caja por separado. Además, puedes envolverla con un paño para protegerla aún más.

Si llevas tu Tanzanita en una joya como un anillo o pulsera no debes utilizarla a diario ni mucho menos cuando realices tareas domésticas o deportivas.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Tanzanita. Historia y características principales

Tanzanita: propiedades y usos en gemoterapia

Cómo saber si una Tanzanita es real